SanofiEste sitio web está dirigido exclusivamente al profesional sanitario facultado para prescribir o dispensar medicamentos en España

Farmacología de los anticuerpos monoclonales bloqueadores de IL-6. Opciones disponibles actuales: tocilizumab, sarilumab. Características de clase y diferencias.

 

Carlos Goicoechea García
Catedrático de Farmacología
Director de Ciencias Básicas de la Salud
Universidad Rey Juan Carlos
Campus de Alcorcón. Madrid

Introducción
La interleucina 6 es una citoquina fundamental para el desarrollo del proceso inflamatorio. Por eso mismo es una diana farmacológica idónea para evitar esta respuesta en enfermedades como la artritis reumatoide, donde existe una hiperactivación de dicha respuesta.
En 1984, Jerne, Köhler y Milstein recibieron el premio Nobel por sus teorías sobre el desarrollo y control del sistema inmunitario y por la puesta en marcha de la técnica necesaria para obtener anticuerpos monoclonales. La posibilidad de bloquear, mediante anticuerpos específicos, la activación y desarrollo de la respuesta inflamatoria abrió la puerta a un nuevo planteamiento farmacológico del tratamiento de las enfermedades autoinmunes, entre ellas, la artritis reumatoide.
En la actualidad existen dos anticuerpos monoclonales dedicados a bloquear selectivamente las acciones de la IL-6 mediante el bloqueo de su receptor: son el tocilizumab (TCZ) y el sarilumab (SAR).

Farmacodinamia
La IL-6 es una citocina proinflamatoria pleiotrópica producida por diversos tipos celulares, incluidas células T y B, los monocitos y los fibroblastos. La IL-6 participa en diversos procesos fisiológicos como la activación de los linfocitos T, la inducción de secreción de inmunoglobulina, la inducción de síntesis hepática de proteínas de la fase aguda y la estimulación de la hemopoyesis.
Existen dos formas del receptor de IL-6, uno soluble y otro de membrana (IL-6Rs e IL-6Rm). Este receptor se expresa en las células T, en las células B activadas, en neutrófilos, células de la estirpe de los macrófagos, hepatocitos y células de mieloma. La respuesta celular se inicia cuando IL-6 se une al receptor y este complejo se presenta a la molécula gp130 que está localizada en la membrana en dichos tipos celulares (1). Al internalizarse el complejo de activación se inicia el proceso de señalización a través de la ruta Jak/STAT (2).
Además, la forma soluble del receptor, a la que también se une IL-6, activa igualmente al gp130, una proteína ubicua, lo que significa que para un completo efecto terapéutico es necesario que se produzca el bloqueo de ambos sistemas receptoriales (2).
Es sabido que en la artritis reumatoide el desequilibrio entre linfocitos Treg y Th17 parece jugar un papel relevante en la expresión de la enfermedad. El bloqueo de la IL-6 o de su receptor provoca un efecto modulador muy relevante al reducir la cantidad de células B y aumentar los linfocitos Treg (que suelen estar disminuidos o menos activos en artritis reumatoide) sin afectar (o disminuyendo levemente) al subtipo Th17 5 (3,4).
Continue reading